lunes, 29 de febrero de 2016

Curso de fotografía: Fotograbado

Sigo con el tema de la fotografía; este curso haciendo el Taller libre. De las cosas que llevamos hechas, esta última sobre fotograbado me ha resultado muy interesante y satisfactoria.

El fotograbado consiste en cubrir una plancha de cobre o aluminio con una emulsión fotosensible, posteriormente se insola con luz UVA poniendo encima de la plancha un fotolito tramado. Es un proceso complejo, laborioso y que conlleva cierta dificultad pues son muchos los aspectos a tener en cuenta y  si no se hace con el cuidado adecuado todo el trabajo se puede ir al traste. Si bien es cierto que una vez bien aprendida, esta técnica no es tan complicada.

De manera resumida voy a explicar cual es el proceso:

1. De tus álbumes eliges las fotos apropiadas para hacer en fotograbado. Después debes preparar la imagen con Photoshop.

2. Imprimimos esa imagen en un fotolito. Un fotolito es un cliché (en positivo para las planchas finas de aluminio que hemos usado) fotográfico impreso en papel transparente o translúcido como puede ser el acetato o el poliéster. Se utiliza como plantilla.
 
3.  Insolamos la plancha solar (hay que tener muy en cuenta que estas solo se pueden exponer a la luz de seguridad del laboratorio o de bombillas amarillas). Colocamos la plancha con la emulsión hacia arriba, colocamos la trama estocástica encima, luego un cristal muy limpio y de un grosor de 0,5 mm y encendemos la lámpara (es importante la distancia del foco de luz sobre la plancha). Nosotros colocamos la lámpara de insolado (Osram 300 W ultra-vitalux) a una distancia de 40 cm e insolamos durante 2 minutos.


4. Quitamos la trama y colocamos en su lugar el fotolito e insolamos durante un minuto y medio.

5. Revelamos, siempre con luz de seguridad, bajo el chorro de agua fría. Esto no debe durar más de 1 minuto o 2 pues más tiempo podría desvirtuar el dibujo de la plancha. Quitamos con cuidado el exceso de agua y secamos con un secador de pelo con aire no muy caliente. Cuando está seca hay que endurecerla por sobre exposición y para esto nada mejor que dejarla un par de días al sol.

6. Cuando la plancha ya está lista para estampar se pasa al proceso de entintando. Consiste en extender tinta sobre la plancha con una espátula de goma (a la tinta previamente se le ha añadido una base para que la mezcla esté más ligera). Quitamos el excedente de tinta y limpiamos bien con una muñequilla de tarlatana hasta que aparece la imagen. Por último volvemos a limpiar con papel de seda para que salgan las luces y ¡ya está lista la plancha para estampar en el papel!



7. El papel para estampar debe estar en agua unos minutos. Se saca de la cubeta y se le quita el exceso de agua con papel secante ya que debe de quedar húmedo pero sin brillo. Colocamos en el tórculo un papel base con el dibujo de la medida de la plancha y sobre ésta una hoja de acetato más grande que el papel del grabado. Ponemos la plancha entintada bocarriba  y encima el papel húmedo. Cerramos con la mantita y pasamos el tórculo solo una vez con la presión adecuada. El grabado se cuelga en un lugar libre de polvo hasta que se seque. 

 

8. Por último se limpia la plancha bien con agua y una esponjita suave para quitarle cualquier resto de tinta, se seca bien y se guarda en papel de seda hasta una nueva estampación. 

Muchas gracias a mis compañeros y compañeras del taller que me han cedido sus fotos de las sesiones y no me han puesto ningún reparo en aparecer en dichas fotos. ¡Sois estupendos! Y, especialmente, agradecer a mi profe Lola el tiempo que dedica a darme las indicaciones de lo que debo corregir y mejorar. ¡Eres la mejor!

En la siguiente presentación se pueden ver mis trabajos:

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada